¿Debería prohibirse el Día de la Madre?

¡Aprende nuevos idiomas hoy! Elige cuál quieres aprender:

¿Debería prohibirse el Día de la Madre?

blog-image

El Día de la Madre, según la tradición, es una fiesta que se celebra como expresión de respeto hacia todas las madres. Las raíces de esta celebración se remontan a mucho tiempo atrás. Se cree que las conmemoraciones contemporáneas se basan en el culto a la antigua diosa madre, quien era símbolo de fertilidad.

En la actualidad, esta fiesta ha perdido en la mayoría de los casos su aspecto sagrado y se considera simplemente un día especial en el que se honra a las madres.

En el mundo, el Día de la Madre no solo se diferencia por la fecha, sino también por su modo de celebración.

En varios países de Europa y Asia, el Día de la Madre se celebra el 8 de marzo. En una gran parte de los países musulmanes, cae el 21 de marzo. El Gran Bretaña e Irlanda toca en el cuarto domingo de Cuaresma, mientras que en la mayoría de países esta fiesta cae el segundo domingo de mayo. En España, se celebra el primer domingo de mayo.

¿Cómo se celebra el Día de la Madre?

El modo más común de honrar a las madres es hacerles regalos simbólicos. Los obsequios más típicos son flores, dulces o cosméticos.

No obstante, algunos países han apostado por formas de celebración más espectaculares y curiosas.

Quizás la celebración del Día de la Madre más clamorosa de todo el mundo es la de Tailandia. El 12 de marzo no solo se honra a todas las madres, sino que también se celebra el cumpleaños de su monarca, la Reina Sirikit.

Las calles y las casas se decoran con banderas, lucecillas y flores, y se organizan procesiones por las calles. Al final, todo se culmina con un espectáculo increíble de fuegos artificiales.

En México, el Día de la Madre es una fiesta de lo más especial. Empieza con una misa oficial por la Virgen María como modelo de madre ideal. A continuación, se les regalan flores a las mujeres. Y no se trata de ramos corrientes. Normalmente son tan caros que la recolección de dinero empieza hasta varios meses antes del 10 de mayo.

En Sudáfrica, a las madres se les regalan claveles. El segundo domingo de mayo, los niños (tanto los pequeños como los grandes) se ponen ropa roja y rosa para celebrar la ocasión. No obstante, este color está reservado únicamente para los niños cuyas madres estén vivas. Las personas que hayan perdido a sus madres se ponen ropa blanca.

En Perú, el Día de la Madre se celebra en los cementerios. Allí se reúnen familias enteras para honrar la memoria de las madres que les han dejado.

Polémicas alrededor del Día de la Madre

A que podría parecer que una fiesta tan agradable no molesta a nadie y no hiere ningún tipo de sentimiento. ¡No podéis estar más equivocados! En los últimos tiempos, en algunos países se da un debate acalorado sobre la celebración del Día de la Madre.

En 2018, una cadena de supermercados británica preparó tarjetas especiales para el Día de la Madre. Waitrose decidió ampliar el número de receptores de los deseos, y al mismo tiempo evitar la “problemática” palabra “madre”. Así pues, los deseos impresos en las tarjetas sonaban así: “Happy You Day” (“Feliz Día Tuyo”) en vez de “Happy Mother’s Day” (“Feliz Día de la Madre”).

Otra empresa, Scribbler, decidió seguir los pasos de Waitrose. Decidieron dirigir sus tarjetas a personas transexuales y parejas homosexuales. Así pues, sacó al mercado tarjetas del Día de la Madre con textos de estilo “Dos madres mejor que una” o “Papá, gracias por ser una mamá fantástica”.

La curiosa forma de los deseos no es todo. Algunas instituciones decidieron oponerse a celebrar el Día de la Madre.

En una de las escuelas primarias de Carmarthen, en el oeste de Gales, se prohibió preparar tarjetas del Día de la Madre en horas lectivas. De esta manera rompieron con una tradición arraigada. Muchos padres mostraron su descontento. El director de la escuela basó su decisión en que parte de los alumnos no tiene madre, y celebrar esta fiesta en la escuela conlleva una dura carga emocional para ellos.

En 2017, una escuela de Mission, en Canadá, fue un paso más allá. La dirección envió cartas a los padres informándoles de que se cancelaban las celebraciones anuales del Día de la Madre por respecto a los sentimientos de las familias homosexuales y sus niños.

Este no es el primer caso en Canadá. En 2013, en otra escuela se cargaron el Día del Padre y el Día de la Madre y los sustituyeron por el Día de la Familia. En este caso, el argumento también era el respeto por la diversidad.

Los que se oponen a celebrar el Día de la Madre razonan su postura de distintas formas. No obstante, el argumento más común últimamente es el respeto por un modelo de familia no tradicional. Algunas personas creen que honrar a las madres solo un día al año es ofensivo para ellas. A las madres se les debe honrar toda la vida. Otros afirman que el Día de la Madre no es más que una herramienta de marketing. Los que más se benefician de ese día no son las madres, sino los vendedores.

¿Y tú qué opinas? ¿Deberíamos celebrar el Día de la Madre?

Empieza a estudiar un idioma ahora. ¡Solo te va a llevar 15 minutos al día!



Mira nuestros otros artículo