¿Es acaso posible que una bruja te traiga un regalo de navidad?

¡Aprende nuevos idiomas hoy! Elige cuál quieres aprender:

¿Es acaso posible que una bruja te traiga un regalo de navidad?

¿Es acaso posible que una bruja te traiga un regalo de navidad?

Cuando pensamos en la Navidad y regalos, nos imaginamos a un anciano regordete con una barba larga y blanca y una mirada alegre. Con su ropa roja y un gorro muy característico, recorre todo el mundo en su trineo tirado por renos mágicos. No le importan las tormentas de nieve y ni las chimeneas más estrechas, supera todas las adversidades y entra a las casas para dejar los regalos para los niños debajo del árbol de Navidad o en las medias.

Eso es como se representa a Papá Noel en las películas, canciones o adornos.

Para demostrar la popularidad de este personaje, es suficiente mencionar el verdadero pueblo de Papa Noel en Laponia, Finlandia, cerca de la ciudad Rovaniemi. Fue construido en los años 80 del siglo XX. Esta es la dirección donde cada año llega más de 700.000 cartas de los niños del todo el mundo.

Sin embargo, ¿los niños creen solamente en Papá Noel?

Resulta que en muchos países no se espera a Papá Noel en la época de la Navidad.

Sudamérica

Como en muchos lugares del mundo, los sudamericanos intercambian regalos, adornan árboles de Navidad y se reúnen con familiares y amigos. Además del árbol natural o artificial, suelen colocar un pesebre, y es común asistir Misa de Gallo a la media noche (se dice que el nombre hace referencia a un gallo que cacareó la noche de Navidad). Algunas empresas regalan a sus empleados una cesta de Navidad que contiene alimentos básicos, como arroz, azúcar, galletas y harina. Quizás la principal diferencia entre los países del hemisferio sur de habla inglesa y los de habla hispana es que los latinos hacen la cena de Navidad el 24 de diciembre, se suele seguir festejando el 25 y hasta el 6 de enero cuando llegan los Reyes Magos para dar aún más regalos a los niños.

Los países bajos

El Papá Noel holandés se llama Sinterklaas. No usa un trineo con renos, sino un barco. Llega a los países bajos el último sábado de noviembre desde la lejana España. Por la tierra anda montado en un caballo blanco y con él cruza todo el país averiguando si los niños se comportaron bien. El 5 de enero vuelve al país con regalos. Su ayudante se llama Zwarte Piet, Pedro el Negro, que reparte galletas y caramelos.

Suecia

Desde el siglo XVI a los niños suecos no les visita el Papá Noel, sino un gnomo - Jul Tomte. Inicialmente era demostrado como una criatura fea, escondiéndose en los rincones de la casa. Con el tiempo mejoró y robó los corazones de los niños suecos. El gnomo reparte regalos a finales de la cena de la Nochebuena.

Rusia

En Rusia en la época del Stalin se intentaba acabar con toda la religión. Por lo tanto, el Papá Noel fue sustituido con Ded Moroz, el Abuelo Frío. Visita a los niños junto con su nieta, Snegúrochka, Doncella de Nieve. No usa un trineo y normalmente se lo presenta con la ropa de color plata o azul y una barba larga.

Islandia

trece días antes de la Nochebuena las casas empiezan ser a visitadas por los Jólasveinar, jóvenes, pequeños y simpáticos duendes. Sus padres, los duendes viejos, según la leyenda secuestraban y se comían los niños traviesos.

Italia

Acá el primer día de la Navidad trae los regalos el Papá Noel, es decir, Babbo Natale. Sin embargo, también existe La Befana, una hada con apariencia escalofriante que vuela sobre una escoba y trae regalos para los niños buenos la noche del 5 al 6 de enero. Los niños malos reciben una bolsa de ceniza, ajo o cebolla.

¿Y en tu casa quien trae los regalos de la Navidad?

Empieza a estudiar un idioma ahora. ¡Solo te va a llevar 15 minutos al día!



Mira nuestros otros artículo


×

¿Te gusta lo que estás leyendo?

¡Espera! Antes de irte, queremos darte un regalo.

Apúntate al boletín y recibe notificaciones sobre nuevos artículos interesantes directamente a tu buzón de entrada.

Apúntate al boletín y recibe notificaciones sobre nuevos artículos interesantes directamente a tu buzón de entrada.

Solo ahora, como agradecimiento por apuntarte al boletín, consigues totalmente gratis un e-book sobre el aprendizaje de idiomas (¡normalmente lo vendemos por $49!).

Gracias a él, te enterarás de lo siguiente:

  • ¿Se puede aprender un idioma en casa?
  • ¿Cómo ampliar el léxico rápidamente?
  • ¿Cuáles son los 3 caminos para derrotar la vagancia a la hora de aprender idiomas?

No enviamos spam. No te enviaremos más de 2 mensajes semanales.